FÚTBOL: FENÓMENO DE FENÓMENOS: Futbolitis

domingo, 1 de noviembre de 2009

Futbolitis

El libro "Fútbol: Fenómeno de Fenómenos" comienza con una frase de Alejandro Jodorowsky que demuestra lo que es la pasión del fútbol y que dice así:

A raíz del Campeonato Mundial de Fútbol [de 2002] me vi obligado a tomar en
cuenta un deporte que para mí era un símbolo de una incultura repugnante, un
resumen de la estupidez de una civilización con el alma atrofiada. No comprendía
por qué se daba tanta importancia a que un grupo de patanes diera patadas a una
bola de cuero. Creía que era una actividad que desarrollaba la agresión y el
patrioterismo, provocaba accidentes mortales en países subdesarrollados,
atrofiaba la creatividad espiritual de los niños y servía de excusa a los
burócratas para ocultar su vacío existencial llenando sus tertulias alcohólicas
con guturales sobre el gol. Estaba equivocado. Me dije: un espectáculo al que
asisten reyes, presidentes, ministros –que no asisten a inauguraciones de ferias
de libros–, un acto que es televisado para que lo vean millones de personas,
tiene que tener un profundo significado. No puede ser algo imbécil. Millones de
personas, más reyes, presidentes, ministros y dictadores, no se pegan al
televisor así como así. El fútbol tiene que significar algo para la humanidad;
porque si es un juego sin contenido espiritual, entonces esta civilización está
demente y la humanidad se deja manipular por comerciantes que esquilman para sus
panzas dinero que podía ser utilizado en fines benéficos como hospitales,
alimento para seres desvalidos, etcétera. ¡No, me dije, el fútbol tiene que
estar aportando algo a la humanidad!

Hoy, sin embargo, he descubierto otros versos (no se sabe muy bien de quién son) que también merece la pena leer. Dice así:

Cómo explicarte lo que es el amor, si nunca te has puesto la camiseta de tu
club.

Cómo explicarte lo que es el dolor si jamás la mala suerte te ha dado en el travesaño, y cómo explicarte lo que es llorar si nunca has perdido un partido en el último segundo por un fallo dudoso.

Cómo explicarte lo que es el cariño, si nunca la picaste por encima del portero mientras el defensa se tiraba inútilmente para intentar detener el balón, o cómo explicarte lo que es el placer si nunca has ganado un clásico.

Cómo explicarte lo que es la poesía si nunca has clavada una falta en la escuadra ni has caracoleado al borde del área escurriéndote, dejando a los defensas tirados como moscas.

Cómo explicarte lo que es el arte, si nunca has inventado una asistencia de la nada,
parando el tiempo.

Cómo explicarte lo que es la amistad si nunca has metido un pase entre líneas al borde del fuera de juego.

Cómo explicarte lo que es el gozo si jamás has marcado un ‘hat-trick’.

Cómo explicarte lo que es el esfuerzo, si jamás te has matado en un entrenamiento.

Cómo explicarte lo que es el pánico, si nunca te han empatado un partido que ganabas por tres goles en el descanso.

Cómo explicarte lo que es morir un poco, si jamás has perdido una final…

Cómo explicarte lo que es “tirar juntos” si nunca has jugado en equipo, ni lo que es la solidaridad si nunca apoyaste al centro del campo para robar la pelota.

Cómo explicarte lo que es la soledad si nunca te has desmarcado para nada porque tu compañero no te vio.

Cómo explicarte lo que es el egoísmo, si nunca has tirado a puerta cuando dos compañeros te la pedían en mejor posición que tú.

Cómo explicarte lo que es la música, si jamás has cantado para alentar a tu equipo.

Cómo explicarte lo que es la injusticia si jamás te ha ‘robado’ un árbitro.

O cómo explicarte lo que es el odio, si nunca has cometido el error que hace perder un partido.

Cómo explicarte qué es la vida… si nunca has jugado al fútbol.”

* Os dejo un artículo-reseña de "Fútbol: Fenómeno de Fenómenos" en el Terra News de Terra Consultoría: http://www.terra-consultoria.com/boletin/octubre09/pdf/firma.pdf

3 comentarios:

Fernando dijo...

La verdad, Paco, es que el fútbol es sentimiento, tanto como de jugador, como de entrenador o como de aficionado. El fútbol es pasión, amor propio, orgullo, compañerismo, solidaridad, esfuerzo y amistad. El fútbol es, en definitiva, la vida misma, aunque a veces la imagen de los súper profesionales nos nuble la perspectiva de los millones de personas que madrugan un sábado o un domingo para jugar con sus amigos.

Brillante post, Paco.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

De acuerdo con Fernando, eso es el fútbol. y por supuesto todo lo que has contado en el post.

Un abrazo

FAH dijo...

@fernando. gracias, uno de los próximos posts será sobre lo que hablas: "El fútbol es muchas cosas", pasión, negocio, espectáculo... un abrazo.

@fernando lópez fernández. gracias por pasar también por aki y dar patadas al balón de este post. salu2.